NIVELES
waves

WAVES (OLAS)

El primer nivel, “Waves”, aborda fundamentalmente la toma de conciencia corporal. Nos encontramos, en este nivel, con las bases, los fundamentos de la práctica. Poco a poco, descubrimos que nuestra danza es conducida por una fuerza vital. Esa fuerza nos permite “ser” la danza, en lugar de “hacer” la danza.

Comenzamos a conocer y danzar cada uno de los cinco ritmos: Fluido, Staccato, Caos, Lírico y Quietud. A través de ellos recreamos la tierra, el fuego, el agua, el aire, la compasión y la energía universal.

En “Waves”, focalizamos la atención en nuestra forma física. Así, tomamos conciencia de cómo se mueven, con cada ritmo, nuestros tobillos, piernas, caderas, vértebras, hombros, cuello, cabeza, brazos… Bailamos una ola, y otra y otra… pues practicar es la mejor forma de conseguir que este movimiento llegue a ser natural. Esta es la base del trabajo. Por eso, podemos repetir el nivel “Waves” hasta la saciedad: siempre habrá algo nuevo revelándose a nuestra conciencia. Aquí, en este nivel de la práctica, empiezas a darte cuenta de que cada uno de los ritmos representa un movimiento diferente y una cualidad energética también distinta.

 
heartbeat

HEARTBEAT (EL LATIDO DEL CORAZÓN)

El mapa del “Heartbeat” trata literalmente del corazón en tanto órgano donde reside la auténtica inteligencia. En este nivel de la práctica de 5 Ritmos se estudia a fondo la naturaleza de la emoción humana, más que la emoción del propio individuo. Los viejos sentimientos que han sido encerrados en nuestras extremidades o enjaulados en nuestro pecho empiezan a soltarse.

“Heartbeat” nos abre a reconocer, cada uno, lo que siente, sus emociones. Aceptamos que si somos un cuerpo, y somos humanos, inevitablemente sentiremos miedo, ira, tristeza, alegría, compasión. Es posible que (debido al deseo de la mente cotidiana de defendernos) alguien decida que “no le gusta” la ira; o que el miedo tampoco está “muy bien”; o que es mejor ser una persona feliz que triste… Sentir emoción tiene que ver con el puro hecho de ser humanos.

Gracias a este trabajo podemos aprender a canalizar la energía vital que constituye la emoción. En vez de involucrarnos en la historia de “por qué siento ira” (normalmente culpamos a alguien y decimos que estamos enfadados porque “tu hiciste esto”; o decimos que sentimos miedo “porque hice aquello…”) consideramos la historia como algo irrelevante (tal como lo hace cualquier práctica meditativa) para enfocarnos en las sensaciones que atraviesan el cuerpo, en cierta energía que lo recorre.

 
cycles

CYCLES (CICLOS)

Los movimientos de la energía que en la naturaleza fluye libremente, en el ser humano se expresan de forma natural cuando se es bebé, y siguen expresándose de forma natural hasta que algo sucede y rompe, corta el movimiento.

“Cycles” es una exploración de nuestro desarrollo. El instructor de 5 Ritmos nos guiará en esta etapa a través de los distintos ciclos de la vida: el nacimiento, la niñez, la adolescencia, la madurez… hasta ir suavemente hacia el ciclo de nuestra propia muerte. Honramos a las personas y eventos que han dado forma a lo que somos; honramos los retos y los regalos que nos han dejado; reinventamos nuestro ser heredado, en alguien que de verdad queremos ser.

Este nivel de la práctica también tiene que ver con la mente. La mente es una bonita bailarina y, como todo lo demás, el movimiento de la mente es una danza. Cuando se mueve libremente… es fluida, rica, rítmica, brillante y extensa. Demasiado a menudo nos olvidamos de que nuestra cabeza es una parte del cuerpo. Esforzándonos por conectar con la inmediatez de nuestra experiencia física, emocional o espiritual a veces denigramos nuestra inteligencia mental. Vemos la mente como un obstáculo a nuestro propio bienestar en vez de recibirla como una parte crucial de nuestra integridad.

 
mirrors

MIRRORS (ESPEJOS)

En el nivel “Mirrors” por primera vez empezarás a mirar tus defensas: tu forma de defenderte ante estímulos y personas supuestamente “amenazantes”.

Es posible que no te guste la experiencia, que no te guste reconocer cómo expresas la rabia porque tienes un juicio en contra de cómo lo haces. Si aceptas que sentir rabia, por ejemplo, forma parte de la condición humana, y sabes que necesitas moverla porque existe, puedes explorar cómo se mueve en ti personalmente, cómo te defiendes contra esta emoción, cómo defiendes este aspecto de tu vida, cuál es tu historia personal…

En este nivel del trabajo reconocemos lo que Gabrielle Roth llama "Personajes Ego". Podemos aprender a detectarlos, nombrarlos , encarnarlos, exagerarlos, y practicar des-identificarnos de ellos. Así, incluso cuando estamos bajo presión, nos sería posible acercarnos un poco más a la autenticidad, al Alma, al otro, a la vida y a la libertad.

 

“Despertar nuestros poderes innatos de ser, amar, saber, ver y sanar
implica un trabajo continuado a todos los niveles y en todas las dimensiones de nuestro ser.”
- Gabrielle Roth -